La pinza- paschimottanasana

La pinza- paschimottanasana

 La palabra paschimottanasana significa, literalmente, estiramiento posterior. En Occidente esta postura es muy conocida por el nombre de la “pinza”. En los textos clásicos se le otorgan grandes elogios. Mediante esta asana las corrientes pránicas se elevan a través de sushumna, el fuego digestivo es incrementado, el abdomen se aplana y el practicante se libera de las enfermedades.

 Beneficios:

Hay un estiramiento intenso de todos los músculos posteriores del cuerpo que los estimula y revitaliza. Dota de flexibilidad a los músculos posteriores de las piernas y a la columna vertebral, irriga la médula espinal y aumenta la capacidad de resistencia del cuerpo. Favorece la acción cardiaca y perfecciona el sistema circulatorio; ejerce masaje sobre la región cordial. Se tonifica la región pelviana y se favorecen las glándulas sexuales. Ejerce una considerable presión sobre el abdomen, lo que representa un potente y beneficioso masaje sobre los órganos y vísceras del abdomen y una mejora en su funcionamiento. Se estimulan el hígado, el páncreas, los riñones y la vejiga. En las mujeres se favorecen los ovarios y en los hombres, la próstata. Equilibra el funcionamiento de las glándulas suprarrenales y reactiva la energía a los distintos plexos. Seda el sistema nervioso, induce a la relajación profunda, favorece la unidireccionalidad de la mente. Previene o ayuda a combatir la ciática, el lumbago, la lordosis, la dispepsia, algunas formas de impotencia, la indigestión y la hipertrofia renal. Es muy eficaz para combatir la pereza intestinal y prevenir la gastritis, así como las hemorroides y varices.

 *** No deben realizar la paschimottanasana standard las personas que padezcan dolencias severas de los órganos abdominales y de la espalda, hernia discal, ciática y artritis crónica.***

 Técnica:

  1. Sentado en el suelo y estirar rígidamente las piernas como si fueran un palo.
  2. Si es posible, coger los dedos de los pies con el pulgar, el índice y el dedo medio. Mientras lo haces tienes que flexionar el tronco hacia atrás. Las personas obesas hallarán más bien difícil flexionarse.
  3. Exhalar.
  4. Flexionar lentamente sin sacudidas hasta que la frente toque tus rodillas. Puedes mantener la cara entre las rodillas. Al flexionar hacia abajo, contrae el vientre. Esto facilita la flexión hacia adelante.
  5. Flexionar gradualmente, con lentitud. Tómate tu tiempo. No hay prisa.
  6. Toma la cabeza entre las manos y mantenla nivelada con éstas. Las personas jóvenes, de columna vertebral elástica, pueden tocar sus rodillas con la frente hasta en su primer intento. En el caso de las personas mayores, de columna vertebral rígida, les llevará unos quince días o un mes lograr positivamente esta postura.
  7. Contener la respiración hasta llevar la frente hacia atrás, hacia su posición original.
  8. Respirar.
  9. Mantener la postura durante cinco segundos. Luego, gradualmente, aumentar el tiempo hasta diez minutos.

 Quienes encuentren difícil efectuar toda la Paschimottanasana, pueden hacer la media postura con una pierna y una mano, y luego con la otra pierna y la otra mano. Hallarán que esto es más fácil. Tras unos días en que la columna vertebral se haya vuelto más elástica, podrán recurrir a 1a postura completa.

Emplea el sentido común al practicar las Yoga sanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .