Savasana o Postura del cadáver

Savasana o Postura del cadáver

Savasana, comúnmente traducida como “corpse pose” o posición de cadáver, es considerada por los maestros del Yoga como la más beneficiosa y más difícil de todas las posturas. Se practica siempre al final de los demás asanas. Para poder relajar consciente y voluntariamente toda la musculatura, es preciso haber adquirido antes el completo dominio del cuerpo y también el de la mente. Hay muchas personas que intentan en vano conseguir relajar la mente y permanecer tranquilas durante unos minutos, hasta que al fin, cansadas de los repetidos intentos, abandonan la prueba dándola por imposible. Efectivamente, no se puede llegar sin más preparación que la buena voluntad a calmar la mente y a relajar profundamente el cuerpo. Es preciso un adiestramiento progresivo y constante.

Savasana es un ejercicio de autoconocimiento y auto observación pues notamos y ponemos atención a todo lo que surge, luego permitiendo que esto pase hasta poder llegar y permanecer en el momento presente. Esta posición es un acto de rendirse y aceptar; al rendirnos creamos espacio en la mente y en el cuerpo; al crear espacio en la mente y en el cuerpo aceptamos mejor lo que no nos gusta y estamos más dispuestos y aptos a adaptarnos al mundo y sus contratiempos.

Las posturas del Yoga, por el hecho de hacer tomar conciencia, poco a poco de los grupos musculares, que normalmente permanecen en el plano subconsciente, facilitan el poderlos aflojar con más facilidad en el momento de practicar este asana de relajación general. La práctica de Yoga proporciona nueva información al sistema nervioso y nuevos retos físicos y mentales; Savasana representa una pausa que le permite al cuerpo integrar toda esta nueva información antes de enfrentar nuevamente el estrés de la vida diaria.

Beneficios:

En Savasana disminuyen la presión cardiaca y el ritmo de respiración, la tensión muscular y la ansiedad en general. A su vez, aumenta los niveles energéticos y la productividad. Produce un incremento en la concentración y la memoria, el enfoque, la capacidad cognitiva y la auto-estima; a su vez disminuye la fatiga y nos ayuda a dormir mejor. Savasana nos ayuda también a crear y restaurar la simetría en el cuerpo. Es un método que nos permite absorber y asimilar la energía que hemos creado a través de la práctica física de Yoga (la Asana).

Savasana es un poderoso antídoto contra el estrés. Nos ayuda a mejorar la digestión, la eliminación y las habilidades reproductoras del cuerpo. Savasana aumenta la habilidad del cuerpo de sanarse de lesiones y enfermedades. Nos ayuda a reducir la presión arterial, a disminuir la presión cardiaca y a curar el insomnio. Savasana fortalece el sistema inmunológico y ayuda a balancear y regular el funcionamiento de algunas hormonas.

Técnica:

  1. Cierra los ojos.
  2. Túmbate boca arriba, en el suelo, con los pies algo separados entre sí; posición perfectamente natural con los brazos también algo separados del tronco y los dedos un poco doblados, con naturalidad.
  3. Haz dos o tres respiraciones completas con la clara idea en la mente de que ahora te vas a relajar por completo.
  4. Acto seguido afloja todo el cuerpo anulando la fuerza de todos los músculos;
  5. Empieza por los brazos y las piernas; luego con el vientre y el pecho, la cabeza, el cuello y la lengua y finalmente afloja el interior de la cabeza. Ve haciendo este relajamiento progresivo con calma, en el momento de las exhalaciones. Procura que tu conciencia quede en todo momento bien despierta, dándose perfecta cuenta de lo que estás haciendo.
  6. Una vez consigas esta relajación muscular, lo que puede requerir bastantes días de prácticas, procura, entonces y no antes, disminuir el flujo de ideas e imágenes que vienen a la mente, sustituyéndolas por la noción general de clama, tranquilidad y descanso. Después de repetidos ensayos, si perseveras pacientemente, verás cómo consigues este especial estado de profunda tranquilidad y de serena alegría, que es la indicación de que has llegado a un grado muy apreciable de relajación integral.

Aunque no hay inconveniente en prolongar la duración del Savasana, al principio es mejor no pasar de 10 o 15 minutos. Después, poco a poco, puedes ir aumentando el tiempo hasta media hora.

Anuncios

Un pensamiento en “Savasana o Postura del cadáver

  1. Pingback: UN VIENTRE FUERTE | APYM Asociación Nacional de profesores de Yoga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.